Previa del WTA Sidney

Primer cuarto: Incapaz de ganar el primer partido de la temporada en los dos últimos cursos, Wozniacki podría abrir 2012 ante Cibulkova –con break de ventaja en el tercer parcial ante Peng conforme se escriben estas líneas-, su verduga en el estreno de 2011. La primera cabeza de serie, derrotada también por la eslovaca en su último enfrentamiento –celebrado en Wimbledon-, podría sufrir ante una jugadora proclive a protagonizar notorias sorpresas con relativa frecuencia y cuya limitada envergadura se prevé pueda responder, sobre el ralentizado suelo de Sidney, al vaivén al que le someterá la danesa. Proyectadas al enfrentamiento la pasada semana en Brisbane, pero aniquiladas sin piedad por la postrera campeona, Pavlyuchenkova y Petkovic protagonizarán el segundo capítulo de un duelo de talentos emergentes que pronto debiera tornar en seria rivalidad. Con similar bagaje deportivo a pesar de la brecha de edad –lo que dice mucho en favor de Anastasia- ambas jugadoras podrían disfrutar de una similar brevedad en el torneo australiano. Enmarcada en un abordable duelo fratricida con su hermana Urszula, Agnieszka Radwanska aparece como un peligro real en este primer sector. Protagonista de una fantástica segunda mitad de temporada que desembocó en su primera participación titular en el WTA Championships, así como cuartofinalista en Melbourne la pasada campaña, la elegante polaca presenta mimbres amenazadores para las citadas pegadoras. Muchísimo más sutil y versátil que rusa y alemana, la tenista de Cracovia puede absorber la potencia inherente al juego de éstas y emplearla con habilidad para dibujar toda una suerte de ángulos, dejadas, contrapiés… hasta desarbolar el mejorable desplazamiento del que ambas adolecen.

Semifinalista: Wozniacki

Segundo cuarto: Tras una temporada que le catapultó al top 3 y coronada con la final del WTA Championships, Azarenka ha abandonado el estatus de segunda espada para pasar a ser una rival a batir en un torneo que incluye a 9 de las 10 primeras raquetas del circuito. Sobre un suelo que se adapta a la perfección a las características de la –probablemente- mejor restadora del momento, Victoria arranca la temporada en unas pistas donde suele actuar de termómetro. En las últimas tres campañas quien ha logrado derrotar a la bielorrusa en un torneo oceánico ha terminado haciendo final o alzando el título. En el camino, jugadoras de renombre que han arrancado el año con ciertos peros. Inmersa en una batalla abierta en Brisbane, Jankovic volvió a mostrar marcadas dificultades para cerrar un partido exigente. Tratando de dejar atrás una horrible segunda mitad de temporada, Goerges apareció lastrada por enfermedad en Auckland e incomodada por el viento neozelandés. Por tanto, el nivel actual de la alemana se encuentra entre interrogantes. Dudas mentales o físicas serían caramelos para la tenista de Minsk. Camino más liviano parece tener  Bartoli. En principio encuadrada para reeditar ante Pennetta (baja por lesión) el intenso duelo a tres mangas del pasado Wimbledon –la italiana llegó a servir para partido-, la reciente finalista de la Copa Hopman abrirá el torneo ante una jugadoras que se encuentran lejos de constituir una amenaza bien sobre suelo duro (Hercog) o bien frente a tenistas de nivel top (Dokic).

Semifinalista: Azarenka 

Tercer cuarto: Habiendo cedido los últimos seis partidos jugados en la capital del estado de Nueva Gales del Sur, Zvonareva abre la temporada en uno de sus enclaves malditos. Incapaz de ganar un duelo en Sidney desde 2004, Vera llega al este australiano supuestamente recuperada de la lesión de hombro que lastró su rendimiento a finales de la pasada campaña. Dispuesta, por tanto, a extender frente a Kuznetsova su dominio en una rivalidad de dominio alterno entre compatriotas que no se celebra desde 2008. Con más o menos brillo, lo cierto es que Svetlana estrenó su colaboración con Olga Mozorova quedándose a tres juegos de alcanzar una final sin ceder parciales por primera vez en más de tres años. Más adelante, la amenaza vendría encarnada por una Safarova que volvería a poner en evidencia los nervios de Ivanovic tesituras ajustadas en la ronda de apertura. Como vigente campeona, Li se enfrenta a un reto jamás logrado: la reválida de un título. Tras una terrible segunda mitad de temporada (balance de 6-9 desde París) la china pareció dispuesta a renacer de sus cenizas la pasada semana en Perth ganando todos los cruces individuales de la Copa Hopman y brillando como no lo hacía desde que ganara Roland Garros. En su camino, la zurda Makarova podría generar sudores, pero también poner en situación táctica a Na para enfrentar con posterioridad a la mejor mano siniestra del circuito.

Semifinalista: Li 

Cuarto cuarto: Afrontando por primera vez la opción de alcanzar la cima de la WTA sin depender de actuaciones de terceras partes, Kvitova se coronaría número 1 del mundo en caso de ganar el torneo. Tras volver a demostrar bajo las bóvedas de Perth su excelencia indoor ganando todos sus singles en el Burswood Dome, Petra afrontará la asignatura pendiente del cemento al aire libre, escenario donde apenas ganó 3 partidos entre sus últimos 6 grandes torneos de 2011. En aditivo de alerta máxima, tras la baja por lesión de Lisicki, Petra podría abrir el torneo ante su némesis del pasado US Open, la rumana Dulgheru. No obstante, superado el trance posterior a la conquista del primer grande, el desenlace debiera de ser diferente. En otro duelo con precedente en Grand Slam, Stosur tendrá la ventaja de la superficie frente a una Schiavone a la que corresponderá la preminencia en el plano físico. Será interesante ver quién gestiona mejor sus responsabilidades con Melbourne en el horizonte: Samantha y la expectativa de la grada local o Francesca y las reservas de un cuerpo muy exigido en la primera semana de competición. Favorecida por las retiradas de Serena Williams y de Clijsters, Hantuchova llegó a la final de Brisbane tras sufrir ante Cibulkova y siendo arrasada por Kanepi en el partido por el título. Actuación con asteriscos de una jugadora que pudiera encontrar sus pies en la tierra nada más arrancar el torneo.

Semifinalista: Kvitova

***

Semifinales: Azarenka d. Wozniacki / Li d. Kvitova

***

Final: Li d. Azarenka

Anuncios

Previa del WTA Brisbane

Primer cuarto: Sin lugar a dudas el sector más duro del torneo al contener tres campeonas de Grand Slam –vencedoras de los tres últimos majors sobre suelo duro- y dos ex número 1 del mundo. Rara vez levantando cejas en torneos australianos, Stosur soportará la presión adicional de competir por primera vez ante grada local con estatus de campeona individual de Grand Slam. Tradicionalmente sufriente ante rivales que castigan su mejorable revés, un posible duelo ante la zurda Safarova –que domina 3-1 el duelo directo- en segunda ronda no se antoja horizonte alentador. Ivanovic arranca la temporada ante Paszek. Cuartofinalista en Wimbledon 2011, la austríaca ya batió sobre pista dura a la serbia en 2008 cuando ésta ocupaba la primera posición del circuito. Tres años más tarde, superado un calvario de lesiones y asentada en el top 50, Tamira se ajusta al perfil de segunda espada que suele sorprender a la campeona de Roland Garros al comienzo de las semanas. Presente en las finales de los dos últimos torneos WTA jugados en Australia así como vigente campeona del major ‘aussie’, Clijsters ha probado su capacidad para arrancar con fuerza las temporadas. Cosida a remiendos físicos, Kim lleva cuatro meses apartada de la competición y un partido sobre pista dura en las piernas desde marzo. No obstante, el aparente buen punto físico mostrado en las exhibiciones de pretemporada y la pesadez de los suelos australianos permiten atisbar esperanzas para la belga.

Semifinalista: Clijsters

Segundo cuarto: Sin disputar partidos oficiales desde la final del Abierto de Estados Unidos, Williams vuelve a Australia tras dos años de ausencia. Ubicada en un sector relativamente despejado camino de las semifinales, el mayor escollo para Serena nacería de un duelo fratricida de cariz eslovaco. Antes, tenues amenazas vendrían encarnadas por la local Dellacqua, reinsertada físicamente y obligada a bregar en circuito ITF hasta bien entrado el otoño para impulsar su ranking a niveles WTA, o por una Jovanovski que ha cerrado con más pena que gloria el siempre exigente desafío de la primera full-season en WTA. Pobres bagajes que se antojan menos que insuficientes para siquiera llegar a incomodar a la estrella estadounidense. El ralentizado piso ‘aussie’ deja más al descubierto las pérdidas de concentración de Serena, pero le permitirá hacer cómodo uso de su remarcable desplazamiento lateral para controlar con solvencia los ángulos a dibujar por la escultural Hantuchova. Suelo pesado, pero rápido a fin de cuentas, se prevé suficiente para poder desbordar por caudal de potencia la férrea resistencia habitualmente inherente a la pequeña Cibulkova. Las primeras fuentes de preocupación real se encuentran fuera de este liviano sector. En caso de alcanzar las semifinales, probablemente cruzaría con una de sus últimas dos últimas verdugas de Flushing Meadows (Clijsters o Stosur). Sobre un suelo neoyorquino que prima la violencia del golpeo, la poderosa Williams ya hincó la rodilla en el cemento. Brisbane exigiría un cuerpo a cuerpo de fondo aún más al alcance de belga y australiana.

Semifinalista: Williams

Tercer cuarto: Carente de la explosividad de piernas de antaño, pero todavía firmando acta sobre la media en ese departamento, Jankovic -única ex número 1 de la zona baja- debiera encontrar buen acomodo sobre el ritmo medio-alto del suelo oceánico. Renovado al completo el equipo técnico, la naturaleza imprevisible de Jelena toma especial presencia en este inicio de temporada.  Superadas prolongadas remoras físicas y enfilando su primer partido tras proclamarse campeona nacional –sobre suelo duro-, Suárez Navarro inicia el camino ante la serbia confiando en recuperar el nivel que le llevó a disputar cuartos de final en Grand Slam, los primeros en Roland Garros 2008 precisamente ante la atleta de Belgrado. Única campeona de major en la segunda mitad del cuadro, Schiavone se encamina a bregar ante los puntales del burocrático tenis kazajo. El primer desafío lo configura la emergente Pervak. Octavofinalista en Wimbledon, queda por ver si la zurda más joven del top 50 será capaz de generar más revuelo en las pistas de Queensland que en los despachos de la federación rusa tras el cambio de nacionalidad.  A continuación, la artesana milanesa podría revivir ante Voskoboeva el tenso duelo a tres mangas de la primera ronda de Nueva York, donde Francesca estuvo cerca de perder los nervios -si no algo más- tras cometer hasta cuatro dobles faltas al tratar, sin éxito, de cerrar el partido al servicio. Sellar los duelos ante Schiavone es una asignatura a trabajar por Jankovic (derrotada en Roland Garros tras estar a 6 puntos de la victoria; extendida al tercer parcial en Cincinnati tras servir para ganar en dos mangas) y Brisbane podría darle la oportunidad de extender su dominio (4-1) sobre la italiana.

Semifinalista: Jankovic

Cuarto cuarto: Reflejando el paso adelante dado por el torneo, el sector menos imponente del cuadro incluye dos semifinalistas –una de ellas finalista- de la edición anterior. Ausente toda campeona de Grand Slam o (ex)número 1 del mundo, las opciones se reparten entre jugadoras de corto palmarés que han llegado, según el caso, a apenas coquetear con las mieles del top 10 WTA. A un paso de la final en 2011, Pavlyuchenkova debiera hacer prevalecer su dominio sobre el cemento para superar un perfil más orientado al suelo arcilloso como el que presenta la eslovena Hercog. A continuación podría ver testada su trabajable movilidad lateral fruto de la potencia de impacto representada por Kanepi –a quien nunca ha ganado un parcial-. No obstante, tras maquillar con destacables triunfos un año manchado por enfermedades y lesiones, la estonia cerró la temporada con una lesión de espalda, dibujando un ya habitual interrogante sobre su actual condición física. Semifinalista en 2010 y finalista el pasado año, la alemana Petkovic acude por primera vez a la cita de Queensland con la responsabilidad de llegar lejos. Tras la eclosión de 2011, ha pasado de convidada de piedra en un torneo de segunda fila –siquiera cabeza de serie en las dos últimas ediciones- a  prácticamente encabezar la lista en un evento que ha visto incrementada su categoría -y, por consiguiente, el calibre de sus contendientes-. Tras el inédito e intrigante escollo de Peer en el partido de apertura, Andrea y Anastasia podrían luchar por reeditar su condición de semifinalistas bajo los focos de la Pat Rafter Arena. Tras su único enfrentamiento con la rusa hasta la fecha, la alemana alcanzó en Pekín la final más importante de su carrera. ¿Podrá doblegarla de nuevo y lograr en Brisbane la corona más importante de su vida?

Semifinalista: Petkovic

***

Semifinales | Clijsters d. Williams / Petkovic d. Jankovic

***

Final | Clijsters d. Petkovic

 

 

Previa del WTA San Diego

-Parte alta:

Ganar la edición inaugural de Baku sin batir a un top 50 no despoja un ápice del óxido mostrado por Zvonareva en los últimos torneos. Siendo primera cabeza de serie en EE.UU. por primera vez desde 2005, Vera tratará de dar relevo a los tres títulos conquistados por sus compatriotas en las últimas ediciones del torneo californiano. Al disfrutar de un bye y un cruce ante un qualifier en segunda ronda, a priori seguirá disfrutando de un camino tan suave como el encontrado en Azerbaiján. Tampoco parece que pueda encontrar una gran amenaza hasta los cuartos de final en las figuras de Hercog, Dushevina o Rezai. El talento de la eslovena sobre la arcilla no encuentra respaldo sobre suelo duro. Alejada del cemento desde febrero, cerró sin victorias cinco de los seis torneos jugados en 2011 sobre dicha superficie. En el tiempo reciente, la rusa ha generado más ruido por sus habilidades en la boda de Dementieva que por las destrezas mostradas en pista, quedando la francesa –ocho victorias en la temporada- como sujeto de oposición más sólido en este sector, con lo que ello supone. Leer más de esta entrada

”El objetivo es ganar un gran título y jugar en Estambul”

Entrevista con PETAR POPOVIC. Entrenador de Andrea Petkovic (número 11 WTA).

Como buen jornalero del tenis forjado en la Voivodina, en pleno corazón de los Balcanes, Petar Popovic (Novi Sad, Serbia; 1982) conoce de primera mano el duro trabajo del deporte. Se trata de un ambidiestro que batalló entre torneos Futures y esporádicas apariciones en Challengers por media Europa durante diez cursos antes de colgar la raqueta, a los 26 años, al término de la temporada 2008. Mermado por problemas económicos, no podía permitirse un entrenador. Lastrado por lesiones, no logró su objetivo de alcanzar el top 100 como jugador. Replanteó entonces sus objetivos y decidió probar suerte como entrenador profesional. A pesar de su corta trayectoria, ha tenido la oportunidad de moldear figuras destacadas en ambos circuitos. El primer pupilo que cayó bajo sus alas fue nada menos que el croata Karlovic. Su relación con el cuartofinalista de Wimbledon quedó interrumpida en el verano de 2010. Una operación en el tendón de Aquiles dejaría a Ivo en el dique seco durante cinco meses y a Petar sin alumno durante unas semanas. Leer más de esta entrada

Promoción del 2011: Roland Garros (II)

Realizamos a continuación un breve repaso acerca de los alumnos más aventajados sobre la arcilla de París en 2011.

Li: Al igual que en el Abierto de Australia –donde quedó a 10 puntos de ganar el título-, la china volvió a dominar una final de Grand Slam durante una manga y media. Exactamente igual que en Melbourne, el momento delicado apareció a la hora de cerrar el partido. Pero a diferencia de lo ocurrido en las antípodas, fue capaz de convertir en terminal la fase crítica del encuentro. La asiática ha sabido adaptar un juego forjado para el cemento hasta rozar la excelencia sobre la arcilla. Dotada de pesados argumentos desde ambas alas, un serio servicio y una atractiva movilidad, ha mostrado grandes progresos en una de las últimas asignaturas pendientes: el deslizamiento. Siendo la primera jugadora desde Serena Williams en el US Open 2001 en batir a cuatro top ten camino del título -la prensa nacional lo ha calificado como mayor éxito en los últimos 30 años del deporte chino- fue capaz de absorber la potencia de estilos directos del calibre de Kvitova, Azarenka o Sharapova antes de moldear a la versátil Schiavone. Histórico. Matrícula de honor. Leer más de esta entrada

El juego en blanco de…Andrea Petkovic

La progresión por bandera y un mundo por conquistar. Máximo exponente de una generación alemana de explosión tardía, la emergente figura de origen bosnio cierra el primer mes de 2011 con grandes pasos a la espalda. Dibujando un enero para enmarcar, asoma en el horizonte el recargado lienzo de febrero.

A continuación cuatro razones del particular triunfo de Andrea Petkovic:

15-0 // Porque ladran, luego avanza. El peculiar festejo de la victoria ha dejado de ser la escenificación de una complicidad bilateral entre maestro y discípula para convertirse en sello personal, una seña de identidad que trasciende los límites de la pista. Desconocida por muchos hasta la actuación de Nueva York, por menos tras el papel en Melbourne, el anonimato –a menudo termómetro del éxito deportivo- va estrechando su cerco conforme avanza el calendario. Copando comentarios de aficionados esporádicos y espacios mediáticos utópicos hasta la fecha, la marca Petkovic cotiza al alza.

30-0 // Porque las etapas arden a buen ritmo. La búsqueda de confianza convertida en anhelo de consistencia. Táctica y mentalmente vigorizada respecto a tiempos no tan lejanos, la otrora unidimensional alemana ha evolucionado hacia una versión crecientemente simétrica y con mejorada gestión del hándicap. Sin pulir por completo el clásico lastre del arranque tibio, dicho departamento alberga su contrapeso en la renovada estabilidad emocional. Serena en el momento clave para revertir con frecuencia el aciago panorama, el siguiente escalón pasa por coordinar la frialdad mental con la ocasional calentura de brazo.

40-0 // Porque ahogó fantasmas del pasado. Dotada de una extrovertida personalidad, tremendamente cautivadora para con la frecuente alegría de la grada, la primera raqueta germana guardaba una relación paradójicamente amarga con los grandes escenarios. Lesionada de gravedad en la Hisense Arena tres temporadas atrás, privada de un cuádruple match point ante Kuznetsova en la tercera pista de Roland Garros el pasado año y arrasada por Zvonareva en la Arthur Ashe el último otoño, la alemana se arrancó completo el espinar en Melbourne al convertirse en la primera verduga de Sharapova en una sesión nocturna de Grand Slam.

Juego Petkovic // Porque alcanzó el timón del barco. Proyectada para ascender al vigesimocuarto peldaño del circuito femenino al término del primer grande del año, la alemana vislumbra un apetecible futuro inmediato. Si logra mantener intacto el estado físico, su enriquecido estatus le reportará ubicaciones de privilegio en los cuadros, evitando cruces de entidad hasta la segunda mitad de las semanas. El potencial incremento en la cosecha de puntuación le permitirá consolidar la posición entre la élite WTA y lograr entrada directa en cualquier fecha del calendario. Pudiendo programar la hoja de ruta según sus expectativas en lugar de permanecer a expensas de méritos ajenos, la niña que desobedeció a su padre comienza a ser dueña de su destino.