Millas de arcilla: cuartos de final de Copa Davis

Por primera vez en la historia todas las eliminatorias de cuartos de final en el Grupo Mundial de Copa Davis se celebrarán sobre polvo de ladrillo. Una competición a menudo incómoda por la adaptación a superficies fuera de temporada que implica, servirá de antesala a los grandes torneos de arcilla. Buen aperitivo de cara a una gira de tierra batida que arrancará la próxima semana… o dentro de unos minutos, según se mire.

España v Austria: La última vez que España cedió una eliminatoria sobre arcilla ningún integrante de la actual Armada había abrazado el profesionalismo. Idéntico escenario es aplicable a las series disputadas dentro de las fronteras ibéricas. Invicto como local desde abril de 1999, el cuadro español cerraría una imbatibilidad de 13 años sobre territorio nacional en caso de obtener la victoria ante Austria. En Castellón, sobre polvo de ladrillo, se espera seguir ampliando unas rachas de impresión: 22 eliminatorias seguidas selladas como local para un total de 24 eliminatorias consecutivas conquistadas en arcilla. Aún sin Nadal, resulta complicado conformar a nivel mundial un cuatro superior al que presenta España sobre la superficie de Oropesa (lejos de representar esto un ejercicio chovinista). Paradigma de estos registros, Ferrer liderará la segunda serie de la Era Corretja. Invicto como local y sobre arcilla en Davis (12-0) y contando por victorias lo jugado sobre tierra batida en 2012 (10-0), refleja la autoridad con la que España debe encarar la serie. Singlista titular en eliminatorias consecutivas por primera vez, Almagro tendrá la responsabilidad de abrir la eliminatoria. Ya cargó con dicha empresa dos años atrás en la arcilla de Logroño y cedió ante Wawrinka. Más maduro y tras una motivante gira en pista dura, encarará en Melzer a un semifinalista de Roland Garros que, aunque hoy lejos de su cenit deportivo, se llevó el último precedente sobre arcilla. Por ese primer punto deben de pasar las opciones austriacas, dado el blindaje presupuesto a los partidos de Ferrer. Haider Maurer, peligroso aunque inconsistente como demuestra su ranking (#139), se antoja insuficiente para desequilibrar a auténticos relojes sobre tierra batida. En el doble, Granollers y Marc López –‘héroes’ de la serie ante Kazajistán y finalistas en el único torneo de arcilla disputado en 2012- pudieran encontrar ante Peya y Marach (con la opción de Melzer) el punto más duro de la serie.

Pronóstico: España 3-0

Francia v Estados Unidos: Siguiendo los pasos helvéticos, el equipo de Forget ha optado por buscar las grietas del cuadro de Courier sobre suelo cobrizo. Una arriesgada decisión que puede haber tornado en peligrosa tesitura. Posiblemente Francia, carente en la eliminatoria de jugadores cuyo firme preferencial resida en la arcilla, posea menos mimbres que la malograda Suiza para abandonar el suelo duro. Además, la postrera ausencia de Monfils, semifinalista de Roland Garros (triple cuartofinalista), ha dejado al combinado galo privado de su indiscutible baluarte sobre la rojiza superficie y razonablemente expuesto. Tsonga, líder del contingente, pisa su terreno más esquivo. Simon, seleccionado sobre Gasquet no por destrezas técnicas sino por superiores cualidades físicas para un frente a cinco mangas, representa menor amenaza que Richard sobre polvo de ladrillo. Su ternura en la competición (1-5 en puntos vivos) y un ínfimo papel en la gira americana de arcilla (un triunfo en tres torneos) convierten al segundo hombre galo en punto de latente preocupación. Igualmente afectado por las bajas se encuentra Estados Unidos, despojado de Fish. Probablemente el de Minnesota diste bastante de encarnar una referencia sobre arcilla, se encuentre lejos del nivel que lo aupó al top 10 y lleve una temporada para olvidar. Quizá las principales bazas estadounidenses pasasen por los puntos de Isner y los hermanos Bryan, pero Mardy no dejaba de ser un durísimo elemento de desgaste en Copa Davis (sus últimos seis singles duraron, al menos, cuatro horas -llegando cinco de ellos al quinto parcial-) y quien abriera la veda sobre la arcilla de Zúrich. En su ausencia, Isner debe de ejercer con fuerza de número 1. Más aun teniendo en cuenta que a su lado estará un barbilampiño Harrison, quien sin haber jugado un punto vivo en la competición ejercerá de singlista titular en unos cuartos de final. La narrativa más lógica dice que Tsonga batirá a Ryan en la apertura. En ese escenario, el segundo punto (Simon v Isner) sería la clave de la serie. John debe dar un paso al frente y asentar su estatus de primer hombre. Verdugo de Federer en arcilla, el único hombre en llevar a Nadal a un quinto set en Roland Garros tendrá en su mano dar un vuelco a la eliminatoria. Si se llega 1-1 al sábado los hermanos Bryan debieran hacer valer su condición de mejor pareja del mundo ante cualquier combinación francesa y poner a Estados Unidos ante un gran oportunidad de pasar la eliminatoria. El domingo, Isner y Tsonga podrían jugar el punto decisivo. Todos sus precedentes se han saldado en tiebreaks de sets finales. Todos se han jugado en pista dura. Sobre arcilla, el norteamericano tendrá cierta ventaja pudiendo ser ésta más amplia en caso de que su oponente se encuentre en una situación donde no esté permitido el error. Un hipotético quinto punto enfrentaría a Simon y Harrison. Un jugador frágil en la competición ante un debutante en estas circunstancias. Gilles ganó el reciente duelo en Miami. Sería un final muy incierto.

Pronóstico: Estados Unidos 1-3

Argentina v Croacia: El cuadro albiceleste es el vigente finalista. Si hay un país que tiene en el punto de mira la competición no es otro que el sudamericano. Y la oportunidad se ha abierto como nunca ante sus ojos en 2012. A partir de estos cuartos de final, jugarán todas las series como conjunto local. La barras quilomberas tiene más motivos que nunca para no dejar de alentar. Quizá el jugador más entregado a la competición del tiempo reciente, Nalbandian tendrá la honorable responsabilidad de abrir la serie ante el croata Cilic. En plena fase de regreso al circuito tras una lesión de larga duración, Marin caería ante David en el reciente torneo de Indian Wells, ampliando su nefasto balance ante el argentino (0-4). Aún tierno, virgen de victorias ante un rival en buena forma, con derrota fresca y en escenario hostil, el panorama no es halagüeño para el balcánico. De vuelta en Copa Davis tras una aireada ausencia en primera ronda, Del Potro cerrará el sábado ante el gigante Karlovic. Al igual que en el primer duelo, el jugador argentino guarda una victoria reciente ante el oponente croata. Juan Martín sometió a Ivo en Miami sin necesidad de disputar muertes súbitas. Sobre una superficie más lenta a la encontrada en Florida, el argentino tendrá aún mayor capacidad para restar las bombas del adversario (y viceversa, sin embargo). Del Potro, semifinalista de Roland Garros, es un jugador infravalorado en arcilla con unas prestaciones mucho mayores de las que se pueda presuponer.  En el punto de dobles, Nalbandian y Schwank pudieran tener la opción de cerrar la eliminatoria. Cilic y Zovko tratarían de extender la eliminatoria hasta el tercer día. No obstante, la mencionada pareja argentina logró el único punto argentino en la final de 2012 celebrada en Sevilla y se antoja improbable que deje escapar la oportunidad ante su público. El horizonte del domingo parece lejano en esta serie y un quinto punto algo cercano a lo utópico. En cualquier caso, Del Potro en un cuarto punto se antoja un desafío para el que Cilic -sometido en Miami por el tandilense- difícilmente pueda estar preparado.

Pronóstico: Argentina 3-0

República Checa v Serbia: Reedición de la semifinal de 2010. En esa ocasión, Serbia pudo contar con la intervención de Djokovic (ausente el viernes por problemas estomacales) para extender y ganar la eliminatoria de Belgrado en el quinto punto. En la semifinal de 2011 ante Argentina, Djokovic volvió a estar ausente el viernes, para tratar de reconducir la eliminatoria el domingo. Su físico dijo basta y Serbia cedió la serie. Notable diferencia: esta vez Novak no está presente. Si hay una indigestión en forma de resultados en Praga el número 1 del mundo no podrá acudir a reconducir la nave. Huelga decir nada sobre la pérdida de potencial que en el cuadro serbio origina la ausencia del pentacampeón de Grand Slam, calculando meticulosamente su calendario de arcilla con Roland Garros como propósito. Aun así, Serbia tiene en la profundidad de equipo una baza a su favor en la eliminatoria. La capacidad de rotación con garantía de resultado es un clavo principal al que puede aferrarse el conjunto balcánico en su visita a Praga. Héroe de la semifinal de 2010 –batiendo a Berdych el viernes y logrando el punto decisivo ante Stepanek el domingo- la importancia de Tipsarevic se multiplica en estos cuartos de final. Líder en ausencia de Djokovic, jugará el segundo punto y el cuarto siendo razonable que reciba descanso el sábado. Héroe de la final de 2010 –ganando el quinto punto a Llodra-, Troicki asume una responsabilidad superior ejerciendo de segundo hombre y deberá estar listo para algo más que para poner la guinda al fin de semana. Zimonjic, consumado doblista, puede dar respiro a un singlista de cara a los partidos del domingo. Por el contrario, República Checa cuenta con sus baluartes nacionales: Berdych y Tipsarevic. Probablemente aglutinen todos los puntos de la serie. La duda reside en si Navratil optará por darles oxígeno en un punto de dobles de una eliminatoria que tiene todas las papeletas para llegar viva al tercer día. No obstante, se antoja complicado dado el balance de la pareja en la competición (9-1, cediendo únicamente en la final de 2009 en España) y la importancia que puede encerrar ese punto en la serie.

Pronóstico: República Checa 3-1

Evasión y victoria

Roger Federer ha participado en 12 ediciones de la Copa Davis. Ha tomado parte en 19 eliminatorias de dicha competición. Y, en este sentido, ha defendido la bandera helvética hasta en 50 ocasiones (con un balance de 39 victorias y 11 derrotas).

No obstante, determinadas circunstancias indican que el maestro suizo no ejercerá su ya clásico papel de salvavidas nacional cuando el agua llega por el cuello de sus compatriotas. No para no descender como en 2005, 2006 ó 2009 (ante Gran Bretaña, Serbia-Montenegro e Italia, respectivamente) sino para recuperar la categoría, como hiciera en 2008 (ante Bélgica). Es cierto que Suiza ha perdido play-offs con Federer (ante República Checa en 2007), pero también es cierto que no los ha ganado sin él (ante Kazajstán en 2010). Ése es uno de los clavos a los que puede aferrarse la Australia de Rafter. Leer más de esta entrada