Previa del WTA Dubai

Primer cuarto: Inmersa en la mejor racha de victorias del circuito femenino desde 2008, Azarenka ha iniciado con una frialdad temible su estatus de número 1. Primera tenista desde Henin en 2004 en estrenar esa condición con un título, la bielorrusa igualaría el mejor arranque de temporada WTA del siglo XXI en caso de ganar -sin walkovers- el torneo dubaití. Otrora era un dechado de fragilidad psicológica ahora parece referencia a nivel mental. Abriendo el sexto torneo seguido sin retiradas/bajadas, habrá que estar pendientes de un físico no exento de percances en más de cinco eventos consecutivos desde 2009. Y en Doha se lastimó un tobillo.  En un torneo nutrido de figuras, no hay lugar a la relajación -13 top 20 firma acta-. Miembro del cuarteto germano que ya configura el contingente nacional más numeroso en ese selecto grupo, Goerges ha sometido a una Kuznetsova tres veces finalistas en el torneo. Hecho este que pueda poner más peso en la balanza que indica que el calibre medio alemán actual es superior al ruso. Manifestada su tradicional sobrecarga de partidos en una retirada en las semifinales de Doha, Bartoli llega a Dubai entre dudas por una lesión en el muslo derecho. Aún renqueante, pudiera bastar para someter a una tenista a la que domina 3-0 en pista dura como Peng. Aún renqueante, pudiera penar ante una tenista ante la que es dominada por 0-3 en la superficie como Hantuchova.  

Semifinalista: Azarenka

Segundo cuarto: Vigente campeona, Wozniacki es la única jugadora del cuadro que sabe lo que es ganar el torneo. Habiendo cedido una sangría de puntos en Doha, la danesa –ya sin la espuela del #1- jugará con la presión añadida de defender corona, sabiéndose más cerca del top 5 que del top 3 y con la seguridad de seguir cayendo en las listas en caso de error prematuro. Veremos si el escenario supone excesiva carga para quien el tema del ranking se ha convertido en asunto inherente. Puede ayudarle el hecho de enfrentar una rival ante la que no conoce la derrota, siquiera a nivel de sets, tras cinco duelos. Encarar a tenista irregular como Pavlyuchenkova, que sólo una vez ha enlazado triunfos desde el US Open, debiera de servir para bajar la temperatura y sacar petróleo sobre terreno pérsico. Schiavone ha perdido tres de los últimos cuatro partidos -incluyendo derrotas en dos mangas ante la #80 y #121- cosechando la única victoria de este período en FedCup, en casa, y sudando hasta el 6-4 del tercer set ante la desdibujable Bondarenko. Ante este panorama la impredecible Ivanovic pudiera seguir dando rienda suelta a su inmaculado balance con la italiana, paso previo a un atractivo duelo con Kirilenko capaz de atraer a esporádicos aficionados.

Semifinalista: Wozniacki

Tercer cuarto: Ajusticiando a la reciente bestia negra de Ivanovic, la victoria de Jankovic sobre una errática Cetkovska raramente podrá calificarse como venganza de cara a su compatriota. Aquejada recientemente de una lesión en el muslo izquierdo –ausente en París, derrotada por una gris Peer en la apertura de Doha-, que Jelena raye a gran nivel más parece un deseo que una realidad. A pesar de haber adolecido recientemente de problemas de espalda, Pennetta –semifinalista en 2011- podría imponer un nivel físico al partido que quizá quede lejos del actual alcance de la serbia. A un set de jugar las semifinales de un Premier 5 (rozando a nivel WTA su techo deportivo) la participación de Safarova en Doha será más recordada, sin embargo, por haber tumbado a Wozniacki en segunda ronda. Con inteligencia táctica, vertió el juego sobre el ala más débil de su oponente (derecha) para después tirarse a morir sobre bolas cortas. Herir el flanco más poroso pudiera resultar ante la desnivelada Stosur –finalista en el citado torneo- vulnerable por el revés. Si hay algo que se le atraganta a la australiana es el juego ante rivales zurdas. Si hay algo que dibuja bien la checa  -quien domina 3-1 a Samantha- es la derecha cruzada.

Semifinalista: Safarova

Cuarto cuarto: Sector ligeramente más liviano tras la baja de Kvitova. Semifinalista la pasada semana en Doha, Radwanska ha visto allanado su estreno en el torneo dubaití tras la restructuración del cuadro. Originalmente enfrentada ante una jugadora ajustada al perfil de pegadora de nombre medio que tantos quebraderos le crean como Lisicki, la polaca abrirá el torneo ante una tenista procedente de la fase previa. En el camino le espera una Peer lejos de su mejor nivel, pero posiblemente con confianza tras batir a Jankovic –también en horas bajas- la pasada semana en Doha. Torneo especial para la israelí, donde ya fuera semifinalista en 2010 tras haberle sido denegado el visado en la temporada 2009 por cuestiones de seguridad pero acreedora de una wildcard en la edición de 2012. Solvente en el cuerpo a cuerpo lateral que puede proponer Agnieszka, es de prever que Shahar sufra en los desplazamientos frontales a que puedan forzarle las bolas cortas de la polaca. Convertida en cabeza de serie tras la ausencia de la campeona de Wimbledon, Lisicki abrirá probablemente ante Cibulkova, una jugadora de reducida envergadura que, en condiciones normales, debiera de verse desbordada por la potencia de la alemana. Si es capaz de levantar y administrar ventajas -ha perdido sus últimos 4 partidos tras haber ganado el primer set- Sabine pudiera tener delante una gran oportunidad.

Semifinalista: Lisicki

Semifinales

Azarenka d. Wozniacki / Lisicki d. Safarova

Final

Azarenka d. Lisicki

Anuncios

Acerca de alvarorama
Probando la etiqueta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: