Previa del ATP Dubai

Primer sector: En circunstancia similar a la de 2011, Djokovic hace su primera aparición tras ganar el Abierto de Australia con el objetivo de revalidar su corona de Dubai. Siendo tricampeón en ambos eventos, son los torneos más fructíferos de su carrera y los 15 triunfos consecutivos en el emirato dubaití la racha más amplia jamás alcanzada en un torneo por el serbio. Abriendo ante un rival (Stebe) que ha ganado tantos partidos en el circuito como títulos de Grand Slam figuran en el palmarés del actual número 1 y con Stakhovsky como principal oposición antes de cuartos de final, probablemente sea el favorito con horizonte más despejado. Carente el cuadro de top 10 españoles, corresponde a Serbia la mayor representación en el torneo de ese selecto grupo. Tipsarevic buscará un duelo fratricida ante su joven referente, un duelo que ya cayera de su lado en el último precedente en las Finales ATP de Londres. No obstante, en lugar de un Novak deseoso de terminar la temporada debiera encontrar un competidor ávido por emprender un nuevo camino. Antes de fijar las lentes en Djokovic, sin embargo, pudiera tener que domar las acometidas de Ljubicic. Quien fuera campeón en el desierto de Indian Wells, buscará herir sobre el erial de Dubai.

Segundo sector: Tras profundas crisis post-Melbourne en las dos últimas temporadas, habrá que ver cómo retoma Murray la competición después del primer Grand Slam del año. Con balance más positivo a pesar de ceder antes en Australia, se antoja un tramo para seguir creciendo en lugar de para evitar seguir sangrando. Aun lesionado en el pie, la primera gran amenaza la encarna un Davydenko que ya le batió en la edición de 2008 y capaz de exigir a Federer hasta el décimo juego de un tercer parcial dos semanas atrás. Envejecido pero aún hábil de golpeo y fugaz de piernas, a tres parciales, es posible que el ruso llegue siempre y casi siempre bien, pero el resistente escocés debiera llegar siempre y casi siempre mejor. Nunca presente más allá de cuartos de final en el páramo dubaití, Andy podría cruzar con Berdych en dicha ronda. El checo, en fase dulce desde otoño y vencedor de los últimos tres duelos ante el número 4 del mundo, sólo ha cedido en 2012 sobre pista dura ante campeones de Grand Slam en la superficie. Alcanzando sets finales en todas sus batallas previas a tres mangas, podría resultar una colisión suicida antes de encarar un previsible duelo con Djokovic. Antes de pensar en el escocés, no obstante, Becker o Bubka debieran representar para Tomas amenazas netamente más benévolas que el tocayo alemán del primero o que la novia bielorrusa del segundo. Sin olvidar a un Lacko cuya final en Zagreb aún está caliente.

Tercer sector: Finalista en Rotterdam y campeón en Marsella, Del Potro aterriza en Dubai tras 9 partidos en 12 días, casi 5.000km de viaje y forzado a una aclimatación express. Habrá que observar su punto de fatiga pues no se antoja buena empresa llegar con sed al desierto. Un incómodo inicio ante Dolgopolov pudiera agudizar la sequedad bucal. La cobertura lateral de Djokovic parece trasladarse de la pista a los cuadros, pues su apellido aparece tanto en la parte alta como baja del draw. En nota puramente anecdótica destacar la controvertida presencia de Marko (ya derrotado por Golubev conforme se redactan estas líneas) en este sector. Convertido en el primer top 5 galo en cerca de una década, Tsonga emerge como principal obstáculo camino de la semifinal para Juan Martín. No obstante, bien pudiera preferir el argentino revivir su exitoso cruce de hace una semana con el de Le Mans antes que encarar otros frentes. Como alternativa a Jo-Wilfried surge un desafiante Mannarino, sabedor de lo que es ganar a Del Potro a tres mangas y capaz de mandar al cuarto parcial al tandilense en el pasado Abierto de Australia. O un Baghdatis que domina el enfrentamiento directo y quien ya ejerciera de verdugo en el primer torneo de la presente campaña.

Cuarto sector: Si algo parece previsible en este sector es el poco tiempo que tendrá Federer para pensar desde la primera bola del torneo. Abriendo ante Llodra, reciente finalista en Marsella, la insistencia del saque y volea del galo pondrán a prueba los reflejos del suizo al resto y su precisión en los pasantes. Con similar poderío al servicio y querencia por la red aparecerían López y Mahut como desafíos de segunda ronda, derivando el duelo en una sucesión de puntos cortos, ritmo intermitente y decisiones rápidas. Lejos de su habitual presencia en eventos estadounidenses de cuadros desnivelados, Fish ha optado por firmar acta en torneos con planteles más competitivos en el hemisferio Este. Sin ser la estrategia más factible para acumular ritmo (suma sólo 4 partidos en el año) antes de Indian Wells/Miami, le permitirá medirse a rivales de un calibre acorde al que encontrará en los citados enclaves. A no ser que vuelva a ver prematuramente mecanografiado su destino como sucedió en Marsella ante el inesperado Olivetti, los imprevisibles Youzhny –dos veces finalista- o Gasquet –semifinalista en sus dos últimas presencias- debieran pelear con el estadounidense un pasaje al infierno helvético. Tetracampeón y vigente finalista en Dubai así como reciente ganador en Rotterdam, se antoja complicado no apostar por Roger en esta llave.

Consulta el cuadro final de Dubai

Anuncios

Previa del WTA Dubai

Primer cuarto: Inmersa en la mejor racha de victorias del circuito femenino desde 2008, Azarenka ha iniciado con una frialdad temible su estatus de número 1. Primera tenista desde Henin en 2004 en estrenar esa condición con un título, la bielorrusa igualaría el mejor arranque de temporada WTA del siglo XXI en caso de ganar -sin walkovers- el torneo dubaití. Otrora era un dechado de fragilidad psicológica ahora parece referencia a nivel mental. Abriendo el sexto torneo seguido sin retiradas/bajadas, habrá que estar pendientes de un físico no exento de percances en más de cinco eventos consecutivos desde 2009. Y en Doha se lastimó un tobillo.  En un torneo nutrido de figuras, no hay lugar a la relajación -13 top 20 firma acta-. Miembro del cuarteto germano que ya configura el contingente nacional más numeroso en ese selecto grupo, Goerges ha sometido a una Kuznetsova tres veces finalistas en el torneo. Hecho este que pueda poner más peso en la balanza que indica que el calibre medio alemán actual es superior al ruso. Manifestada su tradicional sobrecarga de partidos en una retirada en las semifinales de Doha, Bartoli llega a Dubai entre dudas por una lesión en el muslo derecho. Aún renqueante, pudiera bastar para someter a una tenista a la que domina 3-0 en pista dura como Peng. Aún renqueante, pudiera penar ante una tenista ante la que es dominada por 0-3 en la superficie como Hantuchova.  

Semifinalista: Azarenka

Segundo cuarto: Vigente campeona, Wozniacki es la única jugadora del cuadro que sabe lo que es ganar el torneo. Habiendo cedido una sangría de puntos en Doha, la danesa –ya sin la espuela del #1- jugará con la presión añadida de defender corona, sabiéndose más cerca del top 5 que del top 3 y con la seguridad de seguir cayendo en las listas en caso de error prematuro. Veremos si el escenario supone excesiva carga para quien el tema del ranking se ha convertido en asunto inherente. Puede ayudarle el hecho de enfrentar una rival ante la que no conoce la derrota, siquiera a nivel de sets, tras cinco duelos. Encarar a tenista irregular como Pavlyuchenkova, que sólo una vez ha enlazado triunfos desde el US Open, debiera de servir para bajar la temperatura y sacar petróleo sobre terreno pérsico. Schiavone ha perdido tres de los últimos cuatro partidos -incluyendo derrotas en dos mangas ante la #80 y #121- cosechando la única victoria de este período en FedCup, en casa, y sudando hasta el 6-4 del tercer set ante la desdibujable Bondarenko. Ante este panorama la impredecible Ivanovic pudiera seguir dando rienda suelta a su inmaculado balance con la italiana, paso previo a un atractivo duelo con Kirilenko capaz de atraer a esporádicos aficionados.

Semifinalista: Wozniacki

Tercer cuarto: Ajusticiando a la reciente bestia negra de Ivanovic, la victoria de Jankovic sobre una errática Cetkovska raramente podrá calificarse como venganza de cara a su compatriota. Aquejada recientemente de una lesión en el muslo izquierdo –ausente en París, derrotada por una gris Peer en la apertura de Doha-, que Jelena raye a gran nivel más parece un deseo que una realidad. A pesar de haber adolecido recientemente de problemas de espalda, Pennetta –semifinalista en 2011- podría imponer un nivel físico al partido que quizá quede lejos del actual alcance de la serbia. A un set de jugar las semifinales de un Premier 5 (rozando a nivel WTA su techo deportivo) la participación de Safarova en Doha será más recordada, sin embargo, por haber tumbado a Wozniacki en segunda ronda. Con inteligencia táctica, vertió el juego sobre el ala más débil de su oponente (derecha) para después tirarse a morir sobre bolas cortas. Herir el flanco más poroso pudiera resultar ante la desnivelada Stosur –finalista en el citado torneo- vulnerable por el revés. Si hay algo que se le atraganta a la australiana es el juego ante rivales zurdas. Si hay algo que dibuja bien la checa  -quien domina 3-1 a Samantha- es la derecha cruzada.

Semifinalista: Safarova

Cuarto cuarto: Sector ligeramente más liviano tras la baja de Kvitova. Semifinalista la pasada semana en Doha, Radwanska ha visto allanado su estreno en el torneo dubaití tras la restructuración del cuadro. Originalmente enfrentada ante una jugadora ajustada al perfil de pegadora de nombre medio que tantos quebraderos le crean como Lisicki, la polaca abrirá el torneo ante una tenista procedente de la fase previa. En el camino le espera una Peer lejos de su mejor nivel, pero posiblemente con confianza tras batir a Jankovic –también en horas bajas- la pasada semana en Doha. Torneo especial para la israelí, donde ya fuera semifinalista en 2010 tras haberle sido denegado el visado en la temporada 2009 por cuestiones de seguridad pero acreedora de una wildcard en la edición de 2012. Solvente en el cuerpo a cuerpo lateral que puede proponer Agnieszka, es de prever que Shahar sufra en los desplazamientos frontales a que puedan forzarle las bolas cortas de la polaca. Convertida en cabeza de serie tras la ausencia de la campeona de Wimbledon, Lisicki abrirá probablemente ante Cibulkova, una jugadora de reducida envergadura que, en condiciones normales, debiera de verse desbordada por la potencia de la alemana. Si es capaz de levantar y administrar ventajas -ha perdido sus últimos 4 partidos tras haber ganado el primer set- Sabine pudiera tener delante una gran oportunidad.

Semifinalista: Lisicki

Semifinales

Azarenka d. Wozniacki / Lisicki d. Safarova

Final

Azarenka d. Lisicki